martes, 16 de mayo de 2017

Alguna verdad sobre Negrín en La Provincia

Aunque la prensa grancanaria no se prodiga en verdades sobre Negrín a veces sale alguna:


Contra Negrín se sublevaron al final todos los generales y coroneles más significados del bando frentepopulista, Miaja, Matallana, Menéndez, Casado, el padre de S. Carrillo, el honradísimo socialista D. Julián Besteiro, Prieto, Largo Caballero, Zugazagoitia, Araquistain, el anarquista Cipriano Mera y otros más. 
Rafael del Castillo Morales
http://www.laprovincia.es/opinion/2017/04/25/golpes-ii-republica/931813.html

domingo, 14 de mayo de 2017

EL REBUZNO DE UN PODEMITA


Que los pague la Iglesia
“Si quieren curas en los hospitales, que los pague la Iglesia”. La sentencia es de Francisco Déniz, parlamentario de Canarias por Podemos. Sí, hombre, el que usó el talonario oficial y gratuito de viajes para sus asuntos particulares de partido “porque el pueblo así lo ha querido”.
A lo que íbamos. Dice el prócer: “A mí me extraña, sobre todo, porque siendo la institución médica, el colectivo médico, una institución bastante, digamos rigurosa, que trabaja, ¿no?, con toda serie de requisitos científicos, que reniega de las prácticas metafísicas y reniega de todo tipo de medicamentos y otro tipo de sanidad que no esté contrastado empíricamente, que no sea riguroso, me entiendes, ¿cómo se admite la práctica ésta en los hospitales?”. Tal cual.
“La práctica ésta” es la presencia de curas en los centros sanitarios públicos de Canarias: sacerdotes que, 24 horas al día y 365 días al año, atienden a enfermos y familiares que solicitan su presencia. Por cierto, señor Déniz, sin dietas ni complementos al estilo de los políticos, ni festivos ni nocturnidad ni fines de semana… ¡Y hasta se pagan los viajes de avión o barco con su propio dinero cuando acuden a reuniones de coordinación o de formación!
Más datos. No cobran 1.400 euros mensuales, como usted asegura, sino 945 euros, o 430 euros si se trata de capellanes a tiempo parcial. Y eso que, como mínimo, todos son licenciados. Muchos de ellos, además, con formación de tercer grado, un máster, un doctorado…
Y dos matices importantes: el Gobierno de Canarias no contrata a los capellanes hospitalarios, sino que su servicio lo regula una asignación anual fruto de un acuerdo de 1985, mandando los socialistas, que concreta el contenido de los pactos Iglesia-Estado. Y el segundo: su Seguridad Social la paga la Iglesia, no el Ejecutivo canario.Más allá de los despropósitos económicos que perpetra el desconocimiento (¿o será la falta de interés por conocer?), el fondo del tema supera largamente las competencias de un político, aunque éste se invistiese de intérprete del sentir de “la gente”. Lo que está en juego es el concepto mismo de ser humano, sano o enfermo, una cuestión que no se despacha con soflamas pandilleras.
Si una amplísima parte de la población desea que, además del personal sanitario, un religioso esté a su lado en el momento en que experimenta la radical fragilidad de su envoltorio, pues no queda otra que regular ese derecho.

Ojalá el problema de la Sanidad canaria fuera la asignación a los capellanes, cuyo trabajo –por otra parte- es bien valorado en general por la comunidad hospitalaria. Mejor nos iría si sumáramos esfuerzos para mejorar la vida de los demás, sanos y enfermos, de los que podemos curar y de los que ya sólo podemos cuidar. El protagonismo que las urnas no conceden no debe mendigarse ante los micrófonos.

jueves, 11 de mayo de 2017

Sigue el negocio AENA

Aena, gracias -entre otros- a los viajeros canarios, dispara su beneficio un 177% en el primer trimestre. Canarias aporta 40 millones de pasajeros.

El ente regulador de los aeropuertos ganó 80 millones de euros de enero a marzo. Las acciones cotizan ya a 162 euros cuando, hace 2 años, con la salida a Bolsa del 49% del capital, valía 58 euros.

martes, 9 de mayo de 2017

19 FAMILIAS OBRERAS AMENAZADAS DE DESALOJO POR LOS HEREDEROS DEL CONDE DE LA VEGA GRANDE

Por RUYMÁN RODRÍGUEZ /CNARIAS-SEMANAL.ORG.-
 Voy a contarles una historia que si no les dijera que la estoy escribiendo desde mi móvil no sabrían determinar en qué siglo transcurre.
Les voy a hablar de 19 familias que se exponen a ser desalojadas. Estas familias son los nietos, hijos y sobrinos de los aparceros que hace 50 años vivían en las tierras de un conde. Trabajando de sol a sol a cambio de una miseria, durmiendo en unos barracones oficialmente registrados como “cuartos para ganado”, con un baño común para todas estas familias sin tierra. Después del tiempo sus descendientes fueron adecentando las barracas, poniendo cuartos de baño individuales y haciendo que las viviendas fueran dignas.
El agua y la luz se la seguían pagando al conde, el omnipotente dueño de todo, y algunos incluso le entregaban a su administrador un dinero por vivir ahí. Sin contrato de alquiler ninguno, por supuesto.
Pasa el tiempo y los herederos del conde, que han recibido un vasto imperio sin haber sudado en su vida, se deciden a especular con los terrenos donde se ubican estos barracones… Pero saben que antes deben desalojarlos. Es así como introducen a una cuadrilla en la finca y tiran abajo una de las viviendas sin más derecho que la fuerza bruta. Saben desde que nacieron que en estas tierras su voluntad y la ley son lo mismo; el resto de mortales, la plebe, ha de someterse.
Los vecinos, para sorpresa de los herederos, se resisten al derribo. Pero la decisión de los nobles ya está tomada: les comunican a las 20 familias, unas 70 personas, entre las que hay menores y ancianos, que tienen 3 meses para abandonar las casas o que se atengan a las consecuencias. (...)
http://canarias-semanal.org/not/20310/19-familias-obreras-amenazadas-de-desalojo-por-los-herederos-del-conde-de-la-vega-grande/